Lo encontramos en la Cordillera Volcánica, en la provincia de Cartago, cantón de Oreamuno; es el volcán activo más alto de Costa Rica con 3.432 m de altitud. Cuenta con cinco cráteres que se pueden apreciar a poca distancia; uno de ellos, el Cráter Principal, tiene un hermoso lago de color verde cuya profundidad es variable. Su última erupción significante fue en 1963, la cual se prolongó hasta 1965 y afectó con su ceniza a toda la capital, además de otras partes de las tierras altas del país, por las noches se puede apreciar la via lactea.

Es uno de los volcanes más visitados de Costa Rica debido a su cercanía del centro de la capital y a que cuenta con una vista increíble; además la posibilidad de en días claros y despejados ver los océanos Pacífico y Atlántico, o apreciar el Volcán Turrialba que es vecino; asimismo una fantástica panorámica de parte de la ciudad.

Curiosidades

Su nombre es de origen indígena, proviene de la palabra Istarú que significa cerro del temblor y del truena. A traves de los años se modificó a Irazú. También se le conoce como “Santa Barbara Mortal de la Naturaleza”. Su actividad se ha documentado desde el inicio de la colonia española (1563). El primer relato histórico de una erupción data de 1723, cuando el cráter principal fue el responsable de la gran erupción, provocando muchos temblores. El 9 de agosto de 1962 se reinició la actividad del volcán pero para marzo de 1963 se le dio el carácter de emergencia nacional. Esta actividad eruptiva se prolongó hasta 1965. Los enormes volúmenes de cenizas procedentes del Irazú, causaron cuantiosas pérdidas a la agricultura y la ganadería y afectó la salud de los habitantes del Valle Central. El Irazú ha mantenido manifestaciones eruptivas en los últimos años, la última de ellas produjo una avalancha que se deslizó hasta el cauce del río Sucio, en la Carretera Braulio Carrillo.

Presenta la particularidad de que en días despejados se pueden ver desde su cima (borde oeste del crater principal), tanto el oceáno Pacífico como el Atlántico, gran parte del terrirotio nacional y con telescopio, hasta el Lago de Nicaragua.

Es el volcán es el más alto del país, con una altura de 3.432 m.s.n.m. Antiguamente era llamado volcán de Cartago.

Geología

El Irazú es un escudo volcánico complejo (500 km2) de forma subcónica irregular, la temperatura en el lugar oscila entre -3°C a -17°C. Es un estratovolcán (capas diferenciadas de material volcánico) de 3.432 metros de altitud, características estrombolianas (con erupciones violentas) y cinco cráteres bien diferenciados. Los más importantes por su actividad reciente son: el Cráter Principal casi circular y con paredes muy inclinadas, mide 1.050 metros de diámetro y 300 metros de profundidad; el Cráter Diego de La Haya de 600 metros de diámetro y 100 metros de profundidad. Otros cráteres son: Playa Hermosa, La Laguna y el Piroclástico. Actualmente se observa también en la ladera exterior del cráter principal, un área denominada las Fumarolas donde se meite vapor de agua y gases.

Clima

El clima se clasifica como muy húmedo, frío con una estación seca corta (diciembre a abril) y una lluviosa (mayo a noviembre). Es frecuente que las mañanas sean despejadas y que la nubosidad aumente en el trancurso del día.

Flora y Fauna
La vegetación en la parte más alta es característica del páramo pluvial subalpino, zona de vida que se desarrolla a alturas superiores a los 3.300 metros y hasta los 4.000 m.s.n.m., típica de las regiones andinas. Cabe señalar que es el único lugar en la Cordillera Volcánica Central, que presenta este tipo de zona de vida, con especies como el arrayán y el arracachillo.

Existen, además bosques casi puros de roble encino, árbol de corteza dura, abundante en el sector atlántico del volcán. Se encuentran parches de vegetación primaria, comprendidos en la zona de vida bosque pluvial montano en las márgenes de los ríos, sector noreste del cráter principal, con especies como roble negro, jaúl, salvia, matagente, lorito, escalonia, candelillo, lengua de vaca y sombrilla de pobre.

La diversidad de animales es relativamente baja, por su altitud, la deforestación y la actividad volcánica. Entre la avifauna destacan especies como el junco volcanero, el carpintero careto, el yigüirro, el jilguero, la lechucita parda, el trepador rojizo, la zacatera, el pitorreal y varias especies de colibrís. Algunos mamíferos que se pueden observar son el conejo de monte, el coyote, el armadillo, el puerco espín, la comadreja, el caucel, el pizote y la ardilla roja.